Será un retorno gradual. PICO. Al concluir la Jornada Nacional de Sana Distancia y retornar a la “nueva normalidad” el lunes 1 de junio implica que seamos conscientes que la pandemia del covid-19 no está erradicada, sino por el contario sigue desarrollándose con consecuencias cada vez más letales. De acuerdo a las proyecciones de las autoridades sanitarias el “pico” de la pandemia tendrá lugar en todo el país entre el 18 y el 23 de junio, por lo que cualquier relajamiento de las medidas preventivas tiraría por la borda lo logrado, como ocurrió en otros países donde los ciudadanos regresaron a las calles como si no hubiera pasado nada. COORDINACIÓN. Por lo pronto a partir de lunes se reanudan las actividades productivas no esenciales y se hará de manera escalonada, gradual y segura durante los próximos tres meses, informó el gobernador Juan Manuel Carreras López. En el retorno a la “nueva normalidad” en nuestro estado se nota la coordinación que existe con la Federación que determina el Semáforo Epidemiológico Nacional. DESLINDE. En la coyuntura de la pandemia del coronavirus aparecieron en algunos medios de comunicación informaciones que involucraron a la titular de Salud, Mónica Rangel, en el escándalo de la empresa Invercorp que suscribió contratos con la dependencia. Mediante un comunicado se deslindó a la funcionaria y se argumentó que en lo relativo a contratos ha actuado con transparencia. PROMOTOR. Se comenta que el director de la Promotora del Estado, Juan José Ortiz Azuara, está convertido en un entusiasta promotor de las aspiraciones políticas del alcalde capitalino Xavier Nava Palacios. Al menos eso es lo que afirman sus paisanos vallenses, quienes aseguran que el funcionario estatal construye en la Huasteca una estructura política para lo que se le pudiera ofrecer al alcalde en 2021.

PERJUDICADOS. Donde no se ponen de acuerdo con el INTERAPAS es en Soledad y Cerro de san Pedro y los perjudicados son los usuarios del servicio de agua potable que pagan pero no reciben ni gota. Siguen las diferencias de las autoridades municipales con la delegada del organismo operador, Natalia Castillo, quien se echó encima a los alcaldes Gilberto Hernández Villafuerte y Rosaura Loredo, al acusarlos de permitir tomas de agua clandestinas que benefician a sus seguidores. VIOLENCIA. Esta semana se soltó el diablo en la capital y la delincuencia organizada hizo de las suyas, recordándonos aquellos tiempos en que se desbordó la espiral de violencia. Es muy probable que la “operación cucaracha” no tuvo éxito, y que delincuentes que operan en los estados vecinos de Zacatecas y Guanajuato cruzaron la raya e hicieron de las suyas aprovechando que todo el mundo está ocupado con el coronavirus. Twitter: @MARCOHSLP