Avanza el coronavirus. RIESGO. Afortunadamente fueron pocos los potosinos que ignoraron las recomendaciones de mantener la sana distancia el 10 de mayo y bajo su cuenta y riesgo, según ellos, festejaron a sus progenitoras. Sin embargo, el que no hayan respetado las recomendaciones puso en grave riesgo a toda la población, empezando por quien los trajo al mundo. A decir de la titular de Salud en el estado, Mónica Liliana Rangel, en aproximadamente dos semanas se verá el impacto del contagio tras desobedecer algo tan sencillo como mantener la distancia social. Ojalá que no sean sus propias madres las que requieran la atención médica, dijo la doctora Rangel. PROPAGACIÓN. Hace poco un informe académico advirtió que los municipios más pobres y alejados de los grandes centros urbanos son vulnerables a los impactos del covid-19 y eso ya lo empezamos a ver aquí tras conocerse el dato de que la pandemia está en 28 municipios con al menos un caso positivo. En menos de tres meses la enfermedad se propagó y ya alcanzó a la mitad de nuestro estado. La recomendación es que se sigan acatando las disposiciones de las autoridades de salud porque la pandemia ni ha terminado ni va de salida, como algunos interpretan.  GOLPE. Primero fueron las descalificaciones a los adversarios y los conservadores, luego siguieron los periodistas y ahora tocó el turno a los médicos, que según el Presidente Andrés Manuel López Obrador mercantilizaron su profesión en tiempos del neoliberalismo. Lo dijimos en la columna anterior, el gobierno de la 4T tiene un grave problema de comunicación, pues mientras por un lado insiste en el reconocimiento al personal de la salud que ataca la pandemia del covid-19, por el otro el Primer Mandatario le da un golpe bajo. El caso amerita una disculpa a los médicos agraviados.

RECURSOS. Son muchas las vidas que están en riesgo y el gobierno federal redujo casi 57 millones de pesos a la Dirección General de Epidemiología, señaló en su cuenta de Twitter el senador del PAN, Marco Antonio Gama. El asunto no termina ahí, pues pese a los llamados de los legisladores el gobierno de la 4T se niega a sesionar para reasignar recursos. HAMBRE. Tras declarar que “le tenemos miedo al coronavirus, pero más al hambre”, un grupo de vendedores ambulantes de las inmediaciones del mercado República retornó el domingo a las calles para realizar las ventas del “Día de las Madres”. El argumento por el que se la jugaron es que no tienen dinero para afrontar sus necesidades básicas y que los apoyos prometidos por las autoridades no han llegado.  PRESELITISMO. El CEEPAC apenas se dio cuenta de que algunos políticos aprovechan la paralización de las actividades productivas y la crisis económica para repartir apoyos y hacer proselitismo en los sectores sociales más vulnerables.  Ya veremos si los expedientes abiertos traerán alguna consecuencia o pasará como en ocasiones anteriores cuando ni siquiera hubo un regaño público para los adelantados. Twitter: @MARCOHSLP