El Senador Marco A. Gama Basarte lamentó que por caprichos del Presidente López Obrador, haya más apoyo a Pemex que al campo Mexicano, cuando es mucho más importante para nuestro país, asegurar la suficiencia alimentaria por sobre la explotación de los combustibles fósiles que en 30 o 40 años dejarán de ser viables, mientras la necesidad de alimentos crecerá y sólo podrá ser atendida a través de mejoras en el rendimiento de los cultivos. Gama Basarte señaló que el campo mexicano requiere el mismo impulso que Pemex, sin embargo con el trato que se le está dando al sector campesino del país, se confirma la denuncia del ex secretario de hacienda Carlos Urzúa de que en este gobierno se están tomando decisiones de políticas públicas sin el suficiente sustento. “El campo debe contar con una estrategia de apoyos para que pueda resurgir. De otra manera es absurdo hablar de suficiencia alimentaria. ¿Con recortes al campo es cómo pretende el gobierno de Morena que produzcamos todo aquello que consumimos?”, se preguntó el Senador.

Consideró penoso que el gobierno federal emanado de Morena dé la espalda a los hermanos campesinos. “Debe ser todo lo contrario: sin el campo no somos nada. El campo nos da vida. El sudor y esfuerzo de cada día de nuestros campesinos de todo el país nos da de comer productos saludables”, agregó.  “No podemos abandonar al campo bajo ningún pretexto. No es aceptable que se retiren programas de apoyos, que se hagan recortes presupuestales, ni que se ponga de pretexto que van a entregar dinero en las manos directas de cada campesino, para no invertir, es una apuesta muy riesgosa”, añadió.