Legislar por Internet. Justicia a los asesinados, protección a los amenazados, garantías a todos los periodistas. No es politiquería, que cesen señalamientos y descalificaciones desde el poder y desde donde sea, respeto a la libertad de expresión y tolerancia a la crítica. EN EL CONGRESO DEL ESTADO se trabaja en una iniciativa para aprovechar mejor las tecnologías de la información. Para ahorrar papel y generar canales de comunicación más directos con la ciudadanía, comentó el diputado José Luis Fernández. A través de correo electrónico y aplicaciones especiales puede manejarse mucha documentación de manera digitalizada en lugar de imprimirla. Además del ahorro de papelería, el manejo de expedientes y archivos será más fácil. Suena razonable la propuesta y será un paso en la necesaria actualización. También puede haber ahorro en viáticos, pues muchas actividades podrán hacerse en línea estando los diputados en sus distritos. COMO EJEMPLO de lo que a la ciudadanía beneficiarían estas adecuaciones en la dinámica de trabajo del Poder Legislativo estatal, José Luis Fernández, señaló que la gente podrá hacer llegar sus inquietudes, peticiones o propuestas, a través de Internet. Ahorita, si alguien, de algún municipio lejano, Tamazunchale, por ejemplo, dijo, quiere presentar una iniciativa la tiene que escribir, imprimir y trasladarse aquí, a la capital, para entregarla y se le dé el curso que corresponda. Con lo que se propone, se hará con mucha facilidad y sin necesidad de traslados, antesalas y todo lo que suele hacerse ahora para algo tan sencillo como entregar un documento. Se escribirá la iniciativa, se anexará al correo y en un clic, o dos o tres, ya estará en donde se quiere que esté y con acuse de recibido.  HASTA AHÍ TODO suena bien, pero un malora que escuchó dijo: el curso correspondiente es enlistarla en correspondencia o en documentos recibidos, para que se dé por enterado el pleno y se remita a comisiones para su estudio y dictamen. ¿De comisiones regresa al pleno para su aprobación? Preguntó alguien, no, generalmente de ahí la mandan a la congeladora y ahí se queda ya. Seguramente con la nueva modalidad eso ya no va a pasar, las cosan van a ser diferentes, agregó. ¿Ahora sí se va a aprobar? Dijo entonces su contertulio. Tampoco, le contestó, van a ser diferentes porque en lugar de venir a entregar la iniciativa en un centenar de hojas y recorriendo cientos de kilómetros, ahora se van a mandar por correo electrónico, desde donde estén, aquí se va a recibir, los diputados le darán el trámite de siempre, pero en sus computadoras o en sus dispositivos electrónicos. ¿Cuándo se mande a comisiones, ya no mandarán la iniciativa a la congeladora?, insistió. Eso es cierto, le reviró su amigo, ya no pasará a la congeladora, ese es un concepto del pasado, en la modernización, de comisiones la mandarán a la papelera de reciclaje, y ahí se cerrará el ciclo. Bienvenida la modernización, concluyó.

AHORA SÍ QUE SE CUIDEN los baches, en el programa de vialidades de la ciudad capital, parece que las autoridades, tanto la estatal como la municipal, le van a echar ganas, unos dicen que compitiendo, otros que conjuntando esfuerzos, para reparar las calles y dejarlas lisitas, lisitas. Hacer una buena labor en ese sentido les va a generar simpatías y aplausos que cada quien va a querer aprovechar para su causa. Uno de los anuncios que generó muestras de aceptación, es el de la remodelación del puente Universidad. Construido en tiempos del gobernador Antonio Rocha, para cruzar las vías del ferrocarril que partían la ciudad. El único paso para vehículos que existía era el puente a desnivel Manuel José Othón, construido por Gonzalo N. Santos, que ya era insuficiente por su estreches y sus inundaciones. El de Universidad no pasaría por debajo de las vías, pasaría por arriba y sería más amplio, conectando al centro con la glorieta Juárez, cruce de caminos para todos los puntos de la república. En el gobierno de Antonio Rocha, se construyó, de dos carriles, en el de Carlos Jonguitud Barrios, se amplió a cuatro, y así se quedó unos años. En el gobierno municipal de Victoria Labastida, se le dio una remozada y se construyó la rampa de descenso por el lado oriente de la Alameda. De ahí en adelante no se le ha vuelto a meter mano. Según conocedores, a estas alturas el puente Universidad no requiere una manita de gato, requiere el gato completo, por eso se aplaude que ya este planeado su remozamiento. El gobernador, Ricardo Gallardo, dijo que la reconstrucción se llevará más de 90 millones de pesos. Más que fuera, el gasto valdrá la pena, porque es el puente vehicular más transitado y la arteria que comunica el oriente con el poniente de la capital. MENUDO DEBATE SE ARMÓ porque se anunció la contratación de médicos cubanos. La polémica más que por la nacionalidad es por lo que dijo el presidente de los médicos mexicanos y de la UNAM. “Las enfermeras, la mayoría arriesgó la vida en la pandemia, hicieron algo extraordinario; pero hay una élite, que tiene un pensamiento retrógrada. Es como el caso, con todo respeto, de mi alma mater, de la UNAM; y yo siempre digo lo que pienso, no me voy a callar, a reclamarles de que enfrentamos la pandemia y en vez de convocar a todos los médicos estudiantes a enfrentar, a ayudar, se fueron a sus casas. Eso no lo deben hacer las universidades, ni las públicas ni privadas, las públicas y mucho menos la UNAM”. La UNAM ya dio una contundente respuesta en la que aclara puntos y muchos universitarios dicen que a López Obrador, al hablar de una elite que tiene un pensamiento retrograda, se olvida que él y la mayor parte de su gabinete, fueron formados en la UNAM. NOSOTROS DECIMOS:

Con las cosas como están

Dicen que claro se ve

Que los retrógrados de la UNAM,

¡Se fueron a la Cuatro Te!

adiestraysiniestra_3@hotmail.com

adiestraysiniestra@yahoo.com.mx

Twitter: @FiliJuarezC