Los temblores de verdad y las temblorinas partidistas. En el regreso a la escuela todos tenemos que poner nuestra parte para evitar contagios en los niños. Seamos responsables socialmente. Usar cubrebocas, lavarse seguido las manos y mantener la sana distancia, es lo menos que podemos hacer. AYA QUE ESTÁN haciendo política en serio en lugar de estarse durmiendo en sus laureles. Los  diputados potosinos del Verde, Sonia Mendoza Díaz, Gilberto Hernández Villafuerte, Alejandro Segovia Hernández, Christian Sánchez Sánchez, Kevin Aguilar y Juan Manuel Navarro Muñiz, se reunieron para dar a conocer sus proyectos. Por cuestiones de género y por su habilidad y experiencia, nombraron a Sonia Mendoza Díaz, su coordinadora parlamentaria y anunciaron que harán equipo con toda la fracción del Verde en San Lázaro, que son un total de 43 diputados, pero también con los 40 del PT, con lo que serán 83 los que apoyen sus iniciativas y gestiones. Los diputados locales, por su parte, anunciaron que se mantendrán unidos y harán un bloque en el que participan, Dolores Eliza García Román, Eloy Franklin Sarabia, Martha Patricia Aradillas, José Luis Fernández, Roberto Ulises Mendoza Padrón, Nadia Esmeralda Ochoa y Edgar Alejandro Anaya Escobedo, del Verde. Cuahutli Badillo Moreno, Lidia Nayely Vargas y José Antonio Lorca Valle, del MORENA. Cinthya Segovia, Salvador Isaías Rodríguez y René Oyarvide Ibarra, del PT, y Claudia Tristán, de Nueva Alianza. Si este grupo se mantiene, tendrán 14 votos, la mayoría simple de 27 diputados. Están tejiendo bien las cosas, ahora falta que en la práctica, todo salga como esperan. EL PEZ POR SU BOCA MUERE, dice el refrán popular, y cae más pronto un hablador que un cojo dice otro. Pues si de peces gordos o de habladores se trata, tenemos a Alejandro Rojas Díaz Durán, suplente del senador Ricardo Monreal, que se dedicó a andar haciendo denuncias por todo el país, en contra de los adversarios políticos. En las pasadas elecciones vino a San Luis Potosí, para dizque ayudar a la candidata del MORENA, denunciando que el secretario de Finanzas, estaba desviando recursos para apoyar a su hermano, candidato de la alianza Sí por San Luis. Lo único que buscó fue enturbiar el ambiente electoral pero no aportó ninguna prueba de sus dichos ni en nada ayudó a la candidata pues sacó muy pobres resultados. Su verborrea más visceral la enfocó en Tamaulipas, donde aseguró que lograría la destitución del gobernador, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, y la caída en la cárcel de todos sus cómplices. Ahí no ha quitado el dedo del renglón, pues empezando este mes dijo que va a hacer un escrito porque el gobernador, “ha señalado a su círculo cercano que ya negoció y que él va a terminar su mandato y que también va a eludir a la justicia. A mí me parece gravísimo, me parece una burla, una traición al pueblo tamaulipeco, y sobre todo, una traición al Estado de Derecho y a la justicia si eso ocurriese, yo confío en que eso no sea así”, sostuvo. Él confía, pero los que ya no van a confiar en él son los que se enteren que si hizo un escrito, y lo presentó al Ministerio Público Federal, pero en el señala: “Manifiesto que en la denuncia que presenté ante la Fiscalía General de la República, con fecha del 29 de junio del 2020, y demás escritos o comparecencias que haya realizado con relación a la misma, refiero hechos que involucran a los señores Alfonso Pasquel Méndez, Bernardo Pasquel Méndez, Gerardo Pasquel Méndez y Leticia Rodríguez Villarreal, mismos que no fueron corroborados por el suscrito, sino que únicamente de los diversos medios de comunicación nacionales hice conjeturas infundadas”. Reconoce pues que fueron puros infundios sus señalamientos y al retractarse reconoce que incurrió en algunos delitos. Si lo hizo con los señores que menciona, lo pudo haber hecho con los demás. Salió el señor muy especulero… no, especulón… bueno, especulativo, especulador o como se diga, pero luego recula. Con razón aquí, Daniel Pedroza Gaitán, ni se preocupó por lo que dijo y siguió trabajando como si nada. TEMBLÓ EN SAN LUIS POTOSÍ y en otros estados de la república. El susto fue mayúsculo y hay quienes aseguran que tendremos más movimientos de ese tipo, cosa que es normal porque estamos en un planeta vivo, en constante movimiento. Lo que hay que hacer es tomar providencias y detectar algunos puntos de riesgo ante estas eventualidades, como son las cortinas de algunas presas en el Valle de San Francisco y otros puntos que se encuentran en la zona que fue afectada. Por lo pronto ya tenemos advertencias y los gobiernos de todos los niveles deben consultar con expertos y mandar hacer estudios serios sobre las fallas geológicas y otras condiciones de nuestro suelo. Dicen que estamos en una zona sísmica de bajo riesgo o peligrosidad pero más vale prevenir que lamentar.

DONDE HAY TEMBLORINAS es en los partidos políticos, el epicentro estuvo en las elecciones pasadas y las réplicas aún no se presentan con la intensidad que se espera. Después de la sacudida que les dieron, algunos de los partidos políticos tienen que reencontrar el rumbo y, para empezar, definir sus liderazgos. El PAN, en la renovación de su dirigencia formal, que debe ser presidida por una mujer, está ante la disyuntiva de mantener el grupismo que lo ha caracterizado en los últimos tiempos, o ampliar sus perspectivas con una visión real de partido. La nueva dirigente puede surgir del respaldo del grupo que tiene el control de la estructura partidista o de acuerdos entre las diversas corrientes de la militancia que retomen algo de la doctrina que los identificó y les dio cohesión y unidad. El PRI, tiene una dirigencia formal cuyo período va a la mitad, pero tendrá que suplir la ausencia de la jefatura política real, que recae normalmente en el gobernador del estado, cuando surge de sus filas, por supuesto. Ese liderazgo lo tiene que asumir, de algún modo, uno de los funcionarios de elección popular de mayor peso y ascendencia, puede ser, Enrique Galindo, como alcalde del municipio de la capital, nomás falta que le interese y le eche ganas. El PRD se desvaneció totalmente, después de que aparentemente creció con la gallardía, pero la estructura no era propia y cuando fue conveniente se la llevaron al Verde. Ahora tienen que rearmarse y encontrar quien asuma su liderazgo. Los del MORENA siguen sin la mínima noción de lo que es ser partido, su líder es López Obrador y lo demás no les preocupa. El PT, aunque dice que le toca la mitad del gobierno, por haber apoyado al candidato ganador, parece que va a seguir conservando registro y posiciones pero sin liderazgo de alcances propios. Movimiento Ciudadano, tiene que renovar dirigencia en diciembre, y hay versiones de que su líder nacional, Dante Delgado, piensa que debe haber un cambio fuerte pues ya se cumplió un ciclo y hay que buscar nuevos liderazgos para su partido. Temblorinas hay y muchos andan más que asustados ante esos movimientos más que telúricos, pelúricos. NOSOTROS DECIMOS:

Son temblores muy temidos,

Pues no vaya a resultar

Que los saquen de sus partidos

¡Y tengan que trabajar!

adiestraysiniestra_3@hotmail.com

adiestraysiniestra@yahoo.com.mx

Twitter: @FiliJuarezC