El maestro Jorge Alberto Pérez González, nuevo, dijo que la función principal de su área de trabajo es la de auxiliar a la Rectoría para garantizar la calidad y la pertinencia de los programas y procesos educativos, motivo por el cual se tienen grandes retos para la próxima administración 2020-24. Ante esta situación dijo que la UASLP enfrenta dos retos, uno previo a la pandemia y otro el actual, “debemos de enfrentar el reto que el mundo nos está haciendo vivir en este momento, estamos inmersos en la cuarta revolución industrial, industria 4.0, universidad 4.0, en donde tenemos que asumir la realidad, de que estamos preparando jóvenes que seguramente van a trabajar en el futuro, en trabajos que todavía no se inventan, que van a utilizar tecnologías que tampoco se han inventado todavía, y que van a tratar de resolver problemas que ni siquiera sabemos que vayan a serlo”. Esto significa un reto de cómo preparar a esos jóvenes en nuestras aulas actualmente, “se vienen otras cosas, últimamente se ha acuñado el término de la ‘Uberización de la economía’, que no es otra cosa más que la plataforma nueva que desplaza a la otra en procesos distintivos, y en donde si no nos ponemos las pilas nos van a ir desplazando, esto aplicado a las instituciones educativas es en donde los estudiantes preferirían a otras universidades con mejores plataformas educativas”.

Después del 12 de marzo, cuando se presentó el primer caso Covid-19 en San Luis “tuvimos que hacer que nuestros retos fueran afrontados en un plazo mucho menor, de las crisis hay que aprender, debemos sacar provecho de estas oportunidades, debemos asumir el reto, no solamente reimaginando la educación superior, sino que debemos reinventarnos, más que reparar la educación superior, es cambiar completamente el paradigma, esto es más allá que el dar clases en Zoom”.