Este lunes, el Gobierno de la capital presentó ante el Congreso del Estado una denuncia de juicio político en contra del ex Presidente Municipal, Ricardo Gallardo Juárez; y el ex tesorero y actual diputado local, Jesús Emmanuel Ramos Hernández, en la que se solicita la inhabilitación del ex alcalde por 20 años para cualquier encargo en el servicio público; y en el caso del legislador, se pide su destitución y una inhabilitación por igual número de años. La segunda Síndica, Alicia Nayeli Vázquez Martínez dijo que dada la gravedad de los actos de los ex funcionarios municipales en contra del Ayuntamiento de San Luis Potosí, esta denuncia de juicio político es independiente de las responsabilidades administrativas, civiles y penales que en sus diversas vías legales ya se les reclaman, por el daño de mil 30 millones de pesos en contra del Municipio. “Aunque en el 2015, la ciudadanía le otorgó la confianza a Ricardo Gallardo Juárez y le entregó la administración pública de los recursos, en 2018 el mismo pueblo potosino al verse defraudado, maltratado y saqueado, decidió no refrendar su voto de confianza y lo sancionó retirando la confianza pública que le había otorgado… Y el pueblo no se equivocó”, recalcó.

Acompañada por el Secretario General del Ayuntamiento, Sebastián Pérez García, detalló que la inhabilitación tanto para el ex Presidente Municipal como para el ex tesorero, es para cualquier empleo, puesto, cargo y comisión en el servicio público sea de elección o designación. También se detallan varios casos en los que se exponen claramente al Congreso Local, daños al erario que suman más de mil millones de pesos, “recursos que bien pudieron emplearse en más acciones, obras y programas a favor de la población potosina”.