El Mijis y su “vaquita”. Informes coronavirus: http://bit.ly/2SpyOMh, teléfono 800-123-8888. LO VAMOS A DECIR cómo nos lo dijeron y a publicarlo como nos lo pidieron: un aplauso al INE, por haber cerrado sus módulos de atención al público, para abonar al aislamiento social y a la sana distancia que se requiere para la contención del coronavirus, pero una rechifla al INEGI, por mantener en la calle a los encuestadores. Visitando casas y más casas se pueden contagiar y luego propagar la enfermedad. La mayoría del personal, además, trabaja por un contrato de unas cuantas semanas y no tiene estímulos ni prestaciones. Posponer el censo unos meses, o hasta un año, no afectaría gran cosa y parece ser lo más razonable en estos momentos.  HAY PREOCUPACIÓN en la huasteca sur, sobre todo en Tamazunchale, porque está llegando mucha gente que cada año retorna a visitar a sus familias y trabaja en Monterrey, Ciudad de México, y otros lugares donde hay muchos casos de coronavirus. Preocupa que no hay modo de vigilar su llegada porque muchos vienen en grupos que contratan corridas especiales y esos autobuses no llegan a las terminales establecidas. Muchas veces los dejan en las cercanías de sus comunidades, en lugares donde no hay ningún control. Las autoridades locales deben tomar medidas si no quieren que les truene una verdadera bomba con un brote de la temible pandemia. POR 5 CASOS de contagio local en la Ciudad de México, el gobierno federal decidió declarar la fase 2 de la epidemia, que ya había sido anunciada por la OMS. Eso implica redoblar medidas y mayor coordinación en todos los órdenes de gobierno paran atender la contingencia. En San Luis Potosí, se llegó a la cifra de 18 casos confirmados, 17 identificados como importados y uno asociado a importación. Aunque todavía no se presentan aquí contagios locales, el Comité Estatal de Seguridad en Salud, considera que hay que intensificar las medidas de prevención y distanciamiento social, para evitar brotes explosivos que nos lleven a otra situación. El gobernador del estado, Juan Manuel Carreras, agradeció la colaboración de la ciudadanía y pidió que todos acatemos las recomendaciones, ya que son la única forma de evitar o aminorar la transmisión comunitaria del COVID-19. La doctora Mónica Rangel, secretaria de Salud, aseguró que se están tomando las medidas adecuadas y que el Sector Salud está haciendo lo que debe hacerse, pero la población debe poner su parte para no escalar a otra fase. El doctor, Miguel Lutzow Steiner, director de Salud Pública, dijo que 109 casos se han descartado y quedan pendientes 2 sospechosos cuyos resultados se conocerán en unas horas. Informó que hay un paciente internado en un hospital privado, que se encuentra estable. El hospital que atenderá los casos de COVID-19 será el de Soledad, como ya se había anunciado, pero será respaldado por el Hospital Central. El secretario general de Gobierno, Alejandro Leal, manifestó que se está trabajando con los presidentes municipales, para que implementen la suspensión de las actividades no esenciales, de las concentraciones masivas y todo lo necesario para el aislamiento social que se requiere. También para que tomen medidas ante la llegada de los potosinos que trabajan en Estados Unidos y acostumbran retornar a sus comunidades en Semana Santa. Ante las noticias falsas, rumores y recomendaciones sin fundamento o sustento científico, que pueden provocar psicosis, la doctora Mónica Rangel, señalo que la medida adecuada es: “información, información, información, fuentes confiables. Información verídica y a través de las autoridades de salud”, reiterando que hay un micrositio, http://bit.ly/2SpyOMh, y un teléfono, 800-123-8888, a los que se puede recurrir en todo momento. MIENTRAS EL GOBIERNO estatal hace su parte para contener el COVID-19, los brotes del “jodavirus” asociado al coronavirus, siguen afectando a muchas personas. Entre las víctimas se encuentran Xavier Nava y su hija, Alejandro Leal y su yerno, Rolando Hervert Lara y sus hijos, Eduardo Martínez Benavente y su hijo, hasta la Beneficencia Española y el PAN, ha sufrido embates del “jodavirus”, es decir la generación de rumores malintencionados aprovechando la circunstancia. Capitalizar una contingencia como la que vivimos para hacer quedar mal o atacar a quienes se considera adversarios no se vale y no ayuda realmente a ninguna causa. Aunque algunos dicen que al Guacho le dieron una sopa de su propio chocolate, no sabemos por qué pero así nos lo dijeron. Tampoco se vale aprovechar la circunstancia para acciones de clientelismo político, como el reparto de gel, cubrebocas y otras cosas. UNQUE ALGUNOS, como el diputado Pedro César Carrizales, el Mijis, más que repartiendo quieran hacer proselitismo pidiendo. Resulta que el señor apareció en Valles, saludando al presidente municipal, Adrián Esper, que casualmente andaba haciendo un recorrido en bicicleta, pidiéndole a la gente que siguiera las indicaciones preventivas.

El Mijis lo abordó y luego declaró a los medios que iba a invitarlo a comprar pruebas de COVID-19, porque no se venden en pequeñas cantidades y se necesitan muchas. Cada una, aseguró, cuesta unos 15 dólares, y el andaba visitando alcaldes para proponerles que entre todos hagan una “vaquita” para comprar una buena cantidad. Estoy haciendo mi chamba, porque hay que apoyar para salir de esta, aseguró. Quién le habrá dicho que su trabajo como diputado es andar organizando “vaquitas” o pasando la charola, mejor sería que se concentrara en su tarea legislativa y promoviera la gestión y autorización de presupuestos extraordinarios para atender la contingencia. Haciendo giras para pasar la charola se puede convertir en un trasmisor del COVID-19, al menos que él también tenga fuerza moral y no de contagio, como López Obrador. No se duda que en esto de la “vaquita” algunos alcaldes le sigan la corriente, para hacerse algo de publicidad. NOSOTROS DECIMOS:

En vez de promover las leyes

Que provean lo que se necesita

Le entrarán a la “vaquita”,

¡Nomás por hacerse… famosos!

adiestraysiniestra_3@hotmail.com

adiestraysiniestra@yahoo.com.mx