Zacatecas, Zac; – Zacatecas conmemora el 106 aniversario de una de las batallas más importantes de la Revolución Mexicana, la batalla de la Toma de Zacatecas, que tuvo lugar el 23 de junio de 1914, en la que el general Francisco Villa, al lado de Felipe Ángeles, venció a las fuerzas federales, triunfo que despejó el camino para que la célebre División del Norte y el resto de las fuerzas revolucionarias, pudieran marchar hacia la Ciudad de México. Zacatecas era una importante plaza en el México del siglo XIX. Sus ricos yacimientos de plata y sus minas la convertían en una de las principales ciudades del país; además, aquí se encontraban los principales cruces ferrocarrileros de la nación, por lo que fue un punto clave para el desarrollo de la Revolución. En medio de conflictos entre Venustiano Carranza y Francisco Villa, personajes decisivos en la historia del país, Villa decidió marchar a Zacatecas con toda la División del Norte para reforzar el ataque de las tropas de Pánfilo Natera, las cuales ya habían intentado tomar la ciudad semanas antes sin éxito.  En la madrugada del 17 de junio de 1914, desde Torreón, Coahuila, el general Felipe Ángeles comenzó a montar el grueso de su artillería en cinco trenes. Villa y Ángeles deseaban, por encima de cualquier otra cosa, darle el tiro de gracia al régimen del usurpador Victoriano Huerta, por lo que se preparaban para marchar con la División del Norte sobre Zacatecas, ciudad que era el último bastión del huertismo, y su caída significaba el paso libre hacia la Ciudad de México.

Es precisamente en el Cerro de la Bufa en donde actualmente se ubica el Museo Toma de Zacatecas, en el que se explica el proceso militar y social detrás de esta emblemática batalla, el contexto en el que surge y se desarrolla la Revolución Mexicana, así como algunos aspectos de la vida cotidiana en la capital zacatecana durante esa época. Actualmente cuenta con tecnología como realidad aumentada, proyecciones y multimedia​ para explicar la importancia de diversos personajes que formaron parte de este episodio de la historia de México. Resguarda también objetos y armas originales de la Revolución Mexicana, la minería y una recreación de la vida cotidiana de Zacatecas a principios del siglo XX.